12/12/2011

Contra la “ola de leyes antidemocráticas” en Israel

Unos setenta artistas, intelectuales y académicos de Israel, entre ellos el escritor Amos Oz y el actor Joshua Sobol, han pedido en una carta al primer ministro del país, Benjamín Netanyahu, que detenga las últimas propuestas legislativas, pro considerarlas “antidemocráticas”.

“Netanyahu tiene una clara elección: o permitir que continúe la presente ola y convertirla en destructora de la democracia y la ley en Israel, o detenerla inmediatamente”, indica en la misiva, rubricada también por Ari Folman, director de la aclamada película Vals con Bashir, y por la intérprete Hana Maron, informa Efe.

Los firmantes consideran que el jefe de Gobierno y líder del partido derechista Likud debería anunciar la congelación de los trámites parlamentarios de todas las propuestas y proposiciones de ley que “tengan como objetivo los tribunales, los medios de comunicación y la sociedad civil”.

El Parlamento israelí, dominado por la derecha, ha tramitado o aprobado recientemente una serie de iniciativas que han sido consideradas por la oposición como un ataque contra las libertades fundamentales.

Según informa Efe, la última, esbozada por la diputada ultranacionalista Anastasia Mijaeli y aún pendiente de votación, propone prohibir el uso de altavoces en las mezquitas para llamar a la oración.

La medida, particularmente polémica en un país con un quinto de población musulmana palestina nativa, ha recibido ya el apoyo explícito de Netanyahu con el argumento de que “no hay necesidad de ser más liberales que Europa”.

Entre las iniciativas recientes más controvertidas figura asimismo una para limitar la financiación extranjera de las ONG, otra que pretende introducir el visto bueno del comité ministerial a la elección del presidente del Tribunal Supremo, y otra, aún en fase de aprobación, que eleva la demanda económica de compensación por difamación sin necesidad de probar que se ha resultado dañado, lo que ha sido visto por la prensa como una herramienta para frenar las revelaciones contra el poder.

El Parlamento también aprobó este año la denominada “ley del boicot”, que establece multas a quienes promuevan un boicot económico, cultural o académico a las colonias judías en territorio palestino, sus residentes o sus productos.

Además, la “ley de la Nakba” (Desastre), aprobada también este año, penaliza la conmemoración palestina del exilio y la desposesión que supuso la creación del Estado judío en 1948, y establece multas a las autoridades locales y organismos con financiación pública que organicen eventos en recuerdo de esa fecha.


Fuente: Efe

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *