Mandela y Oriente Medio: sin pelos en la lengua

Mandela y Arafat
Nelson Mandela y Yasir Arafat, durante una cumbre de la Organización para la Unidad Africana, en Dakar, en 1992

La muerte este jueves de Nelson Mandela deja al mundo sin una de sus principales referencias morales, sin uno de sus símbolos más auténticos y universales. Mandela, que tenía ya 95 años, representaba –representa– la tenacidad y la fe; la constancia, contra viento y marea, en la lucha por la libertad; el ejemplo vivo de que es posible plantarse, resistir, desafiar al poder, socavar al tirano. Pero también la capacidad de dialogar y de tender puentes para construir el futuro, más allá de la venganza (e incluso de la justicia), y por doloroso que esto pueda resultar.

Seguir leyendo »

Un poco de lectura para el domingo

Un palestino herido es escoltado durante los enfrentamientos entre manifestantes palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes en la ciudad de Ramala. Foto: Darren Whiteside / Reuters

» Recordando la Nakba. Un adolescente palestino murió el sábado y al menos otros ocho palestinos han muerto este domingo, durante la oleada de enfrentamientos entre manifestantes palestinos y fuerzas israelíes con motivo de la celebración del 63º Día de la Nakba. La Nakba (catástrofe) recuerda la expulsión que sufrieron miles de palestinos al crearse el Estado de Israel, en 1948. La conmemoración, que coincide con las celebraciones israelíes por el aniversario de su Estado, está envuelta este año en una polémica aún mayor de la habitual, al haber aprobado recientemente el Parlamento israelí una ley por la cual no se podrán conceder subvenciones procedentes de fondos públicos a ninguna institución que conmemore o estudie el éxodo palestino. Para conocer historias personales más allá de los números y, en definitiva, para saber más, merece la pena visitar la página web del Instituto para el Entendimiento en Oriente Medio (IMEU, por sus siglas en inglés), que estos días ofrece, en forma de vídeos cortos, los testimonios de jóvenes palestinos que cuentan las experiencias vividas por sus familias, todas ellas víctimas de la Nakba.

Seguir leyendo »

La revolución árabe, en tiempo muerto

Rebeldes libios en Bengasi, este jueves. Foto: Rodrigo Abad / AP

Con toda la atención del mundo puesta en la muerte de Bin Laden, ejecutado por el ejército de EE UU en la madrugada del lunes pasado, las revueltas árabes parecen haber entrado en una especie de tiempo muerto, al menos en lo que respecta a los intereses de la llamada “audiencia global“.

Seguir leyendo »

Un poco de lectura para el domingo

Misurata, Libia. Foto: Geoff Pough / The Telegraph
Misrata, Libia. Foto: Geoff Pough / The Telegraph

» Misrata, antes y despúes. Dos imágenes de la ciudad libia de Misrata, escenario de los combates más intensos entre los rebeldes y las tropas leales a Gadafi. La primera, tomada estos días, muestra los devastadores efectos de la guerra; la segunda (un vídeo, en realidad), pertenece a la fiesta del ramadán del año pasado.

Más lecturas »

Un poco de lectura para hoy

Milay, hija del dramaturgo y activista Juliano Mer Khamis, asesinado el 4 de abril en Yenín, permanece junto al ataúd de su padre en el teatro al Midan de Haifa, al norte de Israel. La capilla ardiente, presidida por un cártel en el que se puede leer en árabe: ‘Mártir de la libertad’. Foto: Nir Elias / Reuters

» El asesinato de un actor valiente. Sal Emergui (como muchos otros estos días) evoca y homenajea al actor, director teatral y activista por la paz palestino (árabe-israelí) Juliano Mer-Khamis, asesinado a balazos el pasado martes en el campo de refugiados de Yenín por radicales islamistas. Otra crónica, más personal, aquí. Y un ejemplo de su admirable trabajo (una versión muy especial de Alicia en el País de las Maravillas que puso en escena hace tan sólo unos meses), aquí.

Más lecturas »

Ni una oportunidad al pacifismo en Libia

¿Era la intervención armada la única manera posible de detener la brutal represión de Gadafi contra su propio pueblo? Muchos piensan que sí, y la ONU ha dado su bendición. Otros, sin embargo, mantienen firme su apuesta por la no violencia como único modo efectivo y moralmente válido de resolver conflictos. Es el caso del británico Symon Hill, tal y como explica él mismo en el siguiente artículo, publicado hoy en The Guardian, y traducido al castellano para este blog. Seguir leyendo »