¿La bendición de Tutankamón?

Estándar
El arqueólogo británico Howard Carter, en la tumba de Tutankamón, en 1924. Foto: Harry Burton

El arqueólogo británico Howard Carter, en la tumba de Tutankamón, en 1924. Foto: Harry Burton

Escrito para 20minutos.es

La popularidad de un personaje histórico suele ser proporcional, no tanto a lo que hizo o dejó de hacer, como a lo que sabemos de él o de ella, y, a veces, el tiempo (o la suerte) premia a quienes pasaron sin dejar apenas rastro. El caso de Tutankamón, el célebre faraón egipcio de la XVIII dinastía, es un buen ejemplo.

Seguir leyendo »

Anuncios
Imagen

Anillo del Antiguo Egipto, 1336-1327 A.C. (Reino Nuevo).

Museo Británico:

El bisel incluye el nombre de Tutankamón con el epíteto de “gobernante de Hermonthis“. La escritura del nombre del rey muestra una característica inusual: está escrito con el jeroglífico de un hombre de pie que sostiene un bastón en la mano, el símbolo habitual para la palabra “estatua”. Aquí actúa como un ideograma para “twt”, la parte del nombre de Tutankamón que significa “estatua”, o “imagen”, cuando lo normal es que esta sílaba en su nombre se escribiese fonéticamente, con jeroglíficos alfabéticos.

Fuente: The British Museum