Umar Ibn Abi Rabi’a, ‘Réplicas’

“A una muchacha de formados senos / Invité a tenderse, sin cojí­n, sobre la arena del desierto. / “Así­ lo haré, aunque no sea mi costumbre”, dijo ella. / Y cuando iba a despuntar la aurora me dijo: / “Me has deshonrado. Ahora vete si quieres, o sigue, / si así­ lo prefieres”. / Pero no hice salvo sorber sus encí­as / y, entre charlas, besarla en la boca. / Me llené de toda ella, / me envolví­ en su vestido de seda / y a mis ojos dije: “llorad ahora”. […]