Un invierno inusualmente duro azota Oriente Próximo

Imagen captada el 15 de diciembre por un satélite de la NASA en la que se aprecian las zonas donde más nieve se acumuló durante la tormenta de los días anteriores en Oriente Próximo, incluyendo Jerusalén y sus alrededores, Cisjordania y partes de Jordania, Líbano, Siria y la península del Sinaí, en Egipto. Foto: EOSDIS Worldview / NASA / GSFC
Imagen captada el 15 de diciembre por un satélite de la NASA en la que se aprecian las zonas donde más nieve se acumuló durante la tormenta de los días anteriores en Oriente Próximo, incluyendo Jerusalén y sus alrededores, Cisjordania y partes de Jordania, Líbano, Siria y la península del Sinaí, en Egipto. Foto: EOSDIS Worldview / NASA / GSFC

Oriente Próximo han vivido en estos últimos días un fenómeno poco habitual en el Levante mediterráneo: la nieve. La tormenta Alexa (el mayor temporal de nieve en la región desde 1953) ha dejado escenas pintorescas, como las ciudades de Jerusalén, El Cairo o Estambul cubiertas de blanco por primera vez en décadas, pero también ha golpeado toda la zona con extrema dureza, causando cortes de carreteras e interrupciones masivas en el suministro eléctrico. En miles de casas faltó la calefacción cuando más bajas eran las temperaturas, ciudades y pueblos enteros quedaron aislados, y escuelas y organismos públicos han permanecido cerrados durante días. En la Franja de Gaza, la zona que más ha sufrido los efectos del temporal, las lluvias torrenciales hicieron necesario evacuar a miles de personas. Y la situación de los más de dos millones de refugiados sirios que viven en los campos de acogida se hizo más dura aún si cabe.

Seguir leyendo »

Caída alarmante de las reservas de agua en Oriente Medio

Variación en las reservas totales de agua en las cuencas del Tigris y el Éufrates, según los datos recogidos por los satélites GRACE de la NASA, entre enero de 2003 y diciembre de 2009. En rojo, las partes más secas; en azul, las más húmedas. La mayor parte del agua perdida se debió a la reducción de las aguas subterráneas causada por la actividad humana. Imagen: NASA / UC Irvine / NCAR
Variación en las reservas totales de agua en las cuencas del Tigris y el Éufrates, según datos recogidos por los satélites GRACE de la NASA, entre enero de 2003 y diciembre de 2009. En rojo, las partes más secas; en azul, las más húmedas. La mayor parte del agua perdida se debió a la reducción de las aguas subterráneas causada por la actividad humana. Imagen: NASA / UC Irvine / NCAR

En los últimos siete años, las cuencas de los ríos Tigris y Éufrates (a lo largo de Irak y en partes de Siria, Irán y Turquía) han perdido un total de 144 kilómetros cúbicos de agua dulce, una cantidad equivalente a todo el Mar Muerto, según constantan los datos recopilados desde 2003 por los satélites estadounidenses de la NASA que vigilan los cambios en las reservas acuíferas del planeta. Aproximadamente un quinto del total de esta pérdida se debe a la sequía registrada en el año 2007, y otro quinto, a la evaporación de agua de la superficie de lagos y embalses. La mayoría, un 60%, corresponde, no obstante, a la disminución de las aguas subterráneas por el bombeo para uso humano.

Seguir leyendo »

Visión nocturna

Oriente Medio de noche
Oriente Medio de noche. Detalle de la imagen nocturna de la Tierra tomada por el satélite Suomi NPP. Foto: NASA Earth Observatory / NOAA NGDC

Una mirada sin precedentes a nuestro planeta durante la noche. Así define la NASA las impactantes imágenes de la Tierra que acaba de dar a conocer, y que conforman una panorámica completa de la “canica azul” en horario nocturno. De una calidad nunca vista hasta ahora, las imágenes, fruto de la superposición de varias fotografías de satélite realizadas con un sistema de barrido en momentos sin nubes, muestran claramente el contraste entre las telarañas de luz de las aglomeraciones urbanas y la oscuridad de las junglas, los desiertos y los grandes conjuntos montañosos.

Seguir leyendo »