驴La bendici贸n de Tutankam贸n?

La popularidad de un personaje hist贸rico suele ser proporcional, no tanto a lo que hizo o dej贸 de hacer, como a lo que sabemos de 茅l o de ella, y, a veces, el tiempo (o la suerte) premia a quienes pasaron sin dejar apenas rastro. El caso de Tutankam贸n, el c茅lebre fara贸n egipcio de la XVIII dinast铆a, es un buen ejemplo.
Su repentina y temprana muerte a los 19 a帽os de edad hizo que su reinado fuera breve [鈥

Cien a帽os con Nefertiti, cien a帽os sin Nefertiti

Hace ya un siglo que volvi贸 a ver la luz y ah铆 est谩, exiliada y con la mirada herida, pero igual de terriblemente bella, con ese gesto indescifrable, un poco altivo, un poco contenido, entre sereno y a punto de estallar, duro y a la vez vulnerable, como una enigm谩tica Audrey Hepburn de hace tres milenios que nos observa no sabemos si al borde de la sonrisa o del reproche. Despu茅s de m谩s de 3.300 […]