26/1/2011

Vídeo: Hizbulá lidera el Gobierno libanés

Omar Ibrahim, AFP:

A pesar de las violentas protestas de partidarios del prooccidental Saad Hariri en varias ciudades del Lí­bano, Nayib Mitaki, respaldado por Hezbolá, fue designado ayer jefe del futuro Gobierno del paí­s de los cedros. Los manifestantes acusan al movimiento radical chií­ de montar un golpe de Estado, pero Hezbolá dice que solo ha utilizado los medios democráticos.

El Ejército estaba desplegado masivamente en varias regiones con motivo de este dí­a de la ira, durante el que los manifestantes atacaron e incendiaron vehí­culos, además de quemar neumáticos, contenedores y cortar rutas en todo el paí­s. En Trí­poli, feudo suní­ donde las escuelas y comercios estaban cerrados, miles de partidarios de Hariri quemaron retratos del nuevo primer ministro. Saad Hariri se vio obligado a hacer un llamamiento a la calma.

Nayib Mitaki
Nayib Mitaki

Mitaki, un suní­ de 55 años y ex aliado de Hariri, obtuvo al apoyo de la mayorí­a de los diputados, entre ellos los de Hezbolá, el movimiento armado más poderoso del Lí­bano, provocando la ira de los suní­es, que lo ven como un golpe de Estado.

Por tradición, el cargo de primer ministro está reservado para la comunidad suní­ de este paí­s, una vez más sumido en una grave crisis polí­tica vinculada al acta de acusación del Tribunal especial de la ONU que investiga el asesinato en el 2005 de Rafic Hariri, padre de Saad.

Hezbolá, considerado como terrorista por EE.UU. y la UE y que cuenta con el apoyo de Irán y Siria, sospecha que la acusación le atribuirá la responsabilidad del asesinato y habrí­a intentado sin éxito que Saad desaprobase dicho tribunal. El 12 de enero, Hezbolá provocó la caí­da del Gobierno de Saab Hariri, considerado el lí­der más popular de la comunidad suní­.

La secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, afirmó que un Ejecutivo de Hezbolá tendrá «claramente un impacto» sobre los lazos con Estados Unidos. Francia expresó «su preocupación por la estabilidad» del Lí­bano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *