Omán: dos siglos y medio bajo el poder absoluto de una misma familia

qabus-bin-said
Estándar

El sultán de Omán, Qabus bin Said, ha aprobado un paquete de medidas para intentar mejorar las condiciones de vida de la población del paí­s, ante el inicio de las protestas antigubernamentales que, en la estela de los movimientos populares que se extienden por todo Oriente Medio y el Magreb, han llegado también al sultanato, con el resultado de al menos seis muertos durante el pasado fin de semana.

Entre las decisiones anunciadas por los medios oficiales está la creación de 50.000 puestos de trabajo, la concesión de una importante ayuda mensual a los parados y la apertura de un proceso de diálogo con la oposición.

Estos son los datos básicos del Estado independiente más antiguo del mundo árabe, una monarquí­a absoluta en cuyo trono se ha sentado la misma familia desde hace 267 años:

Qabus bin Said

Omán ha estado gobernado por la familia Al Said desde 1744. Es un aliado tradicional (polí­tico y militar) de Estados Unidos y Gran Bretaña, si bien mantiene su propia polí­tica exterior. A pesar de ser un gran exportador de petróleo, no es miembro de la OPEP.

Qabus bin Said, de 70 años de edad, se convirtió en sultán en julio de 1970, después de derrocar a su padre en una conspiración de palacio. Su objetivo era acabar con el aislamiento del paí­s (situado en la esquina sureste de la Pení­nsula Arábiga, a la entrada del Golfo Pérsico) y aprovechar los beneficios del petróleo para modernizar y desarrollar la nación.

Bin Said gobierna con poder absoluto y se encarga de nombrar su gabinete de ministros. En 1992 permitió la formación de un parlamento, el Majlis Sura, cuyos 84 miembros son elegidos por los representantes de 61 distritos. Pero la función de este parlamento es meramente consultiva, y no tiene poder legislativo.

Existe una preocupación entre la población sobre la sucesión en el trono, ya que no hay un heredero claro y la legislación no establece quién será el próximo sultán.

Las manifestaciones en Omán son muy poco frecuentes. En lo que supuso la primera señal de que las revueltas en la región habí­an llegado al sultanato, cerca de 200 personas se concentraron cerca de los ministerios, en Muscat, para exigir al Gobierno que acabe con la corrupción y frene la subida de los precios.

Economí­a

La economí­a de Omán se basa en la explotación de sus grandes reservas de gas natural y petróleo, en un sistema que ha estado controlado durante décadas por la monarquí­a reinante y los miembros del Gobierno. A partir del año 2000, no obstante, se produjo un proceso de liberalización en un doble sentido: por una parte, se trató de desligar la actividad económica y comercial del poder polí­tico, propio de un sistema absolutista; por otra, se facilitó la privatización de las explotaciones mineras. Los graves desequilibrios sociales que se mantienen todaví­a, con una tasa de paro del 15%, se ha ido reduciendo a lo largo de los últimos cinco años.

Omán produjo el año pasado cerca de 860.000 barriles de petróleo al dí­a, la mayorí­a, destinado a la exportación. La economí­a creció en 2010 más de lo previsto, un 6%, y los altos precios del petróleo permitieron al paí­s exceder los gastos previstos en el presupuesto para ese año, que ascendí­an a 18.650 millones de dólares. Con todo, los expertos vaticinan que el crecimiento se ralentizará en 2011, debido a una bajada en los ingresos procedentes del petróleo y el gas.

Se calcula que un tercio de la fuerza de trabajo está empleada en la agricultura, a pesar de que este sector supone menos del 2% del Producto Nacional Bruto. La mayorí­a del paí­s es árido y montañoso, y sólo el 3,5% del territorio es cultivable.

La inflación anual creció un 4,2% en diciembre y los precios subieron un 0,7% con respecto al mes anterior, el mayor incremento en cuatro meses. El coste de los alimentos se ha disparado.

Población

Omán tiene 2,7 millones de habitantes, el 70% ciudadanos omaní­es. La mayorí­a son árabes, aunque hay también un gran número de extranjeros (trabajadores inmigrantes, sobre todo), principalmente baluchis, zanzibarí­es, indios, paquistaní­es y bangladeshí­es. La religión mayoritaria es el islam ibadí­ (75%). El 25% res­tante son musul­ma­nes sun­ní­es y chií­es, e hindúes.

Liber­ta­des y dere­chos huma­nos

Según el informe de Amnis­tí­a Inter­na­cio­nal de 2009, en Omán se niega el ejer­ci­cio de los dere­chos socia­les y eco­nó­mi­cos en con­di­cio­nes de igual­dad a los miem­bros de dos tri­bus, hay res­tric­cio­nes a la liber­tad de expre­sión y las muje­res sufren dis­cri­mi­na­ción en la ley y en la práctica. Existe pena de muerte para deli­tos de ase­si­nato y trá­fico de drogas.


» Con información de la agencia Reuters y Wikipedia
» Ficha: Omán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s