El presidente de Yemen vuelve a negarse a dejar el poder

Estándar

Apenas un par de días después de anunciar “elecciones anticipadas” (no dijo ni cuándo ni cómo), y cuando algunos pensaban ya que a la tercera iría la vencida, el presidente de Yemen, Ali Abdalah Saleh, ha vuelto este domingo a negarse a firmar el acuerdo que le permite dejar el cargo a cambio de inmunidad. El acuerdo, alcanzado el pasado 24 de abril, está diseñado por el Consejo de Cooperación del Golfo y tiene el apoyo tanto de EE UU como de la UE.

Hace un mes, parecía que Saleh iba a ser el siguiente tirano en caer como resultado de las revueltas populares en el mundo árabe, tras Ben Ali en Túnez y Mubarak en Egipto.

La solución estaba muy lejos de ser ideal, ya que permitía al presidente dejar el poder sin tener que rendir cuentas por la represión y las violaciones de los derechos humanos cometidas por su gobierno contra manifestantes y opositores durante estos últimos meses (hay contabilizados cerca de 200 muertos). Pero muchos la veían como un mal menor que podría devolver a Yemen un poco de estabilidad tras cuatro meses de protestas; el principio, aunque imperfecto, de una transición. Hoy, sin embargo, la realidad se parece más a la antesala de una guerra civil (otra más) en el país más pobre del mundo árabe.

De momento, las monarquías del Golfo han anunciado “la suspensión” de su mediación en la crisis tras el nuevo rechazo de Saleh a firmar el acuerdo. El presidente, entre tanto, insiste en sus argumentos y afirma que el plan es una “operación golpista” y que solo lo aceptó “por la presión” de EE UU y la UE.

Para evitar sorpresas, y hablando de presión, hombres armados simpatizantes de Saleh mantuvieron cercada durante varias horas este domingo la Embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Saná, donde estaban reunidos embajadores de Estados Unidos, Europa y el Consejo de Cooperación del Golfo para intentar que el mandatario yemení firmara de una vez.

Su presencia en las calles aumentó la tensión y el riesgo de enfrentamientos con las miles de personas que volvieron a salir a la calle este domingo en la capital del país para exigir la renuncia del presidente.

Ali Abdalah Saleh lleva 33 años en el poder. Debe de pensar que no es bastante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s