Expectación ante el informe nuclear sobre Irán

Bushehr-Nuclear-Power-Plant2
Estándar

Pierre Feuilly, AFP:

Pocas veces un informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) fue tan esperado como el que será publicado este martes sobre el controvertido programa nuclear iraní, en un contexto de amenaza israelí de intervención militar contra Irán.

Según fuentes diplomáticas occidentales, la AIEA publicará informaciones que “apoyarán las sospechas occidentales en cuanto al carácter militar del programa nuclear iraní”, pese a los desmentidos de Teherán, que asegura que su objetivo es puramente civil.

Además, la AIEA criticará por enésima vez “la ausencia de cooperación” por parte de las autoridades iraníes y el “incumplimiento de sus obligaciones” como miembro de la agencia, sobre todo por continuar con el enriquecimiento de uranio que podría, con el tiempo, proporcionarle el arma atómica, pese al mandato de la ONU de poner fin a ese proyecto.

Las mismas fuentes subrayan, sin embargo, que el director general de la AIEA, el japonés Yukiya Amano, debería abstenerse de manifestarse claramente en uno u otro sentido.

El informe será sometido al consejo de los 35 gobernadores de la AIEA en una reunión que se celebrará los próximos 17 y 18 de noviembre en la sede del organismo, en Viena.

Además de los elementos aportados por los servicios secretos occidentales, la agencia dispone de fotos realizadas por satélite que corroboran la presencia, en la base militar de Parshin, a 30 kilómetros de Teherán, de lo que podría ser una instalación nuclear, precisaron las fuentes.

El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Ali Akbar Salehi, ya ha rechazado por adelantado el informe de una AIEA “cada vez más politizada” y “bajo la creciente influencia de Estados Unidos”. “Las supuestas revelaciones” del documento se basan en hechos “falsos”, apuntilló.

China y Rusia, alarmados por las informaciones avanzadas del informe de la AIEA, intentan disuadir desde finales de octubre a Yukiya Amano para que no presente un informe demasiado crítico para Teherán.

Las negociaciones con Irán están en punto muerto: las mediaciones rusa y turca fracasaron y las discusiones entre Irán y el grupo 5+1 (formado por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU – Rusia, China, Estados Unidos, Francia y Reino Unido – y por Alemania) se encuentran en un callejón sin salida.

La jefa de la diplomacia europea, la británica Catherine Ashton, envió a mediados de octubre una carta a Teherán para reanudar el diálogo, pero aún espera la respuesta.

En este contexto se ha revitalizado en Israel el debate sobre un eventual ataque militar preventivo contra Irán, coordinado o no con Estados Unidos y el Reino Unido.

El presidente hebreo, Shimon Peres, considerado como un “moderado” al contrario que el primer ministro, el “halcón” Benjamin Netanyahu, aumentó la presión este domingo al estimar que “la posibilidad de un ataque militar contra Irán parece más cercana que la opción diplomática”.

Francia, aunque critica el programa nuclear iraní, advirtió que un ataque israelí “podría crear una situación totalmente desestabilizadora para la región”, aseguró el jefe de la diplomacia, Alain Juppé, quien se mostró a favor de endurecer las sanciones contra Teherán.

En el consejo de gobernadores, la AIEA tendrá dos opciones: apelar de nuevo al Consejo de Seguridad de la ONU para que imponga nuevas sanciones económicas a Irán por quinta vez desde 2007 o, por el contrario, dar un nuevo plazo a Teherán, hasta la siguiente reunión de gobernadores en marzo, para “cooperar plenamente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s