Rescate a la chipriota

chipre-ue
Estándar

Después de nueve días de duras negociaciones, Chipre llegó finalmente este lunes a un acuerdo con sus socios de la eurozona para conseguir un rescate de 10.000 millones de euros, con el objetivo de evitar la bancarrota y mantenerse en el euro. Será un rescate diferente a los realizados hasta ahora, ya que esta vez no se van a recapitalizar los bancos. Al contrario: el Banco de Chipre, la principal entidad de la isla, se salvará, pero deberá someterse una profunda reestructuración. Y la segunda entidad financiera del país, Laiki, será liquidada inmediatamente, con la plena contribución de accionistas, bonistas y depositantes no asegurados.

De momento no se tocarán los depósitos inferiores a 100.000 euros (un respiro para los pequeños ahorradores), que quedan sujetos a la garantía estatal. Sí se verán afectados, en cambio, los superiores a esa cantidad, cuyos titulares no asegurados, incluidos muchos oligarcas rusos, deberán asumir fuertes pérdidas (aún no se sabe cuánto). Se trata, en cualquier caso, de un rescate muy duro. El primer tramo del dinero llegará a la isla en el mes de mayo.

Este nuevo acuerdo ha sido necesario después de que un primer pacto alcanzado el pasado viernes entre el Gobierno chipriota y la UE fuera rechazado frontalmente por el Parlamento de la isla e hiciera saltar las alarmas en media Europa, al tasar también, en una medida sin precedentes, a los pequeños ahorradores, e imponer el primer ‘corralito’ en la historia de la eurozona.

En principio, el acuerdo adoptado este lunes no requiere un nuevo visto bueno del Parlamento de Chipre, ya que los diputados ya votaron a favor de una ley que permite reestructurar el sistema financiero en las condiciones que fija el acuerdo con la troika. Tras la reestructuración bancaria, el Gobierno chipriota espera poder aportar 4.200 millones de euros, del total de 5.800 millones que se ha comprometido a reunir procedente del sector financiero, y a cambio del rescate de 10.000 millones.

El Banco Central de Chipre ha anunciado que los bancos de la isla, cerrados desde hace más de una semana, no abrirán de nuevo sus puertas este martes, como estaba previsto, sino el jueves, y que, cuando abran, lo harán con “restricciones temporales” al movimiento de capitales.

A falta de ver cómo se materializa realmente, el acuerdo es mejor para los pequeños ahorradores, que no perderán (directamente) dinero, y peor para los ahorradores medios y grandes. También es peor, obviamente, para los miles de trabajadores del banco Laiki que se quedarán en la calle.

Fin de un modelo

La mutilación y reconversión del sistema financiero chipriota es la principal condición del rescate, pero no la única. La troika controlará, mediante una auditoría independiente, la aplicación de nuevos mecanismos contra el blanqueo de capitales. También exige subidas de los impuestos sobre la renta y de sociedades, este último, del 10% actual a un 12,5%.

Todo esto supone, en la práctica, que Chipre deberá cambiar su ‘modelo de negocio’, basado hasta ahora, en buena parte, en ser un destino más que apetecible (“paraíso fiscal”, según los líderes del núcleo duro europeo) para los depositantes de grandes fortunas, con los millonarios rusos a la cabeza. La quita impuesta a los grandes depósitos, los mayores impuestos, la obligación de reducir el tamaño del sector financiero (actualmente, cinco veces mayor que la economía del país) y la auditoría contra el lavado de dinero van en esa dirección.

El Gobierno chipriota ha intentado defender las bases de su sistema económico y ha peleado para que los grandes ahorradores se librasen de grandes quitas (en esa línea iban los términos del primer rescate). Y los partidos políticos de la isla (tanto de derechas como de izquierdas) denuncian que existe un agravio comparativo: Si Chipre es un “paraíso fiscal”, argumentan, también lo son Luxemburgo, Irlanda y algunos territorios británicos. Al final, sin embargo, Nicosia ha tenido que rendirse. Le queda el salvavidas de 2.500 millones en forma de préstamo que está negociando con Moscú, y la esperanza de que las potenciales reservas de gas existentes al sur de la isla caigan como un maná capaz de obrar el milagro de la recuperación.

Lo peor es que, pese a todos los sacrificios impuestos por el rescate, el futuro de Chipre sigue sin estar nada claro. Las pérdidas de los ahorradores, la gran deuda adquirida por el país, una posible fuga de capitales en las próximas semanas y el previsible aumento de la tasa de paro tras el cierre del Laiki (Chipre tiene solo 1,1 millones de habitantes) no pintan un panorama muy alentador.

¿Cambio de rumbo?

Aunque luego han intentado recular desde Bruselas, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha dicho que la vía chipriota podría extenderse a otras entidades de la eurozona en problemas, lo que ha provocado el lógico pánico en las bolsas y los mercados. Y es que la nueva modalidad de rescate acordada con Chipre (dejar caer a los bancos y aplicar más quitas a los grandes depositantes e inversores) supone un precedente importante, ya que contradice la tesis de que no se puede dejar quebrar a entidades financieras porque son demasiado grandes, es decir, la excusa con la que las autoridades europeas han venido justificando hasta ahora las multimillonarias ayudas públicas a la banca. De aplicarse este modelo, no serán los contribuyentes quienes paguen las reestructuraciones de las entidades financieras. Si un banco tiene que ser rescatado, los accionistas, bonistas o aquellos que tengan más de 100.000 euros en la cuenta serán quienes sufran las mayores pérdidas.

El problema, sin embargo, es que puede abrirse asimismo la veda para que en un futuro se decida meter mano también a esos primeros 100.000 euros, si se considera que la situación es suficientemente grave, o en función de decisiones e intereses políticos.


Más información y fuentes:
» Chipre acuerda un durísimo rescate que evita el colapso financiero (Efe)
» El rescate de Chipre (recopilación de artículos en Eurasian Hub)
» Diez claves para entender el rescate de Chipre (Expansión)
» Las claves del rescate de Chipre (Cinco Días)
» Claves de la ‘fumata blanca’ para salvar Chipre (El Mundo)
» Preguntas y respuestas del rescate chipriota (El País)
» Cronología del rescate europeo de Chipre (RTVE)
» El líder del Eurogrupo propone usar la vía chipriota en otros países (El País)
» Por qué era tan difícil salvar a los ahorradores chipriotas (Café Steiner)
» Putin ordena al Gobierno ruso reestructurar préstamos a Chipre (Reuters)
» After Cyprus, eurozone faces tough bank regime – Eurogroup head (Reuters)
» The Dijsselbloem Principle (Felix Salmon)
» Chipre y el fantasma islandés (José Carlos Díez)
» Chipre frente a un futuro incierto (BBC)
» Guía para sobrevivir sin bancos (El País)
» ¿Por qué se habla de quita al mencionar el impuesto a los depósitos en Chipre? (20minutos.es)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s