Las frágiles huellas de la legendaria Dilmun

dilmun
Estándar
Ruinas de la época de Dilmun en Saar, Bahréin. Foto: Hasan Jamali / AP

Ruinas de la época de Dilmun en Saar, Bahréin. Foto: Hasan Jamali / AP

En Dilmun el cuervo no pronuncia ningún grito, el león no mata. El lobo no se come al cordero, es desconocido el oso devorando granos. El enfermo dice: “No estoy enfermo”; la mujer vieja dice: “No soy una mujer vieja”; el hombre viejo dice: “No soy un hombre viejo”.

Dilmun, la arcadia feliz que describe este poema sumerio, es el nombre con que se conoce al conjunto de enclaves comerciales que salpicaban las islas de Bahréin y el Golfo Pérsico en la antigüedad, una ubicación privilegiada en mitad de las rutas que unían Mesopotamia y el Valle del Indo hace más de 4.000 años. En la mitología sumeria, Dilmun es descrito como “El lugar de la salida del sol” o “La tierra de la vida”.

De aquel esplendor no queda mucho, y parte de lo poco que queda está amenazado por la erosión y el desarrollo urbano. Es el caso de los extensos lugares dedicados a los enterramientos, una de las señas distintivas de aquella civilización, y muchos de los cuales siguen siendo visibles hoy. Así lo explica el arqueólogo local Abdul Aziz Suwalih en un reportaje de la agencia AP: “Bahréin era famoso por albergar el mayor cementerio del mundo, con más de 100.000 túmulos funerarios. Ahora quedan unos 60.000. Proteger los yacimientos arqueológicos en este país es un gran problema”.

Qal’at al-Bahrain, BahréinLa dos grandes joyas de la cultura de Dilmun en Bahréin son las ruinas del antiguo puerto de Qal’at al-Bahrain, considerado el núcleo urbano más importante de la zona en la época, y actualmente Patrimonio de la Humanidad, y el templo de Barbar, situado en la costa norte del país, y que, al igual que los conjuntos funerarios, aspira a entrar en la lista de la UNESCO, un paso que sería fundamental para asegurar su preservación.

Reem Khalifa, el autor del mencionado reportaje de AP, escribe:

Durante cerca de un milenio, la civilización que surgió en Dilmun impulsada por el comercio de perlas, cobre y dátiles […] se fue desvaneciendo entre las arenas invasoras. Este pasado no fue redescubierto hasta que arqueólogos daneses llevaron a cabo excavaciones en los años cincuenta.

Ahora, con Bahréin inmerso en una profunda crisis política entre los gobernantes suníes y la mayoría chií, la conexión con el antiguo Dilmun es uno de los pocos símbolos de unidad en la isla, y supone, además, una mirada fresca y poco frecuente a la vida preislámica, en una región en la que pocos lugares celebran las culturas anteriores al tiempo del profeta Mahoma.

La imagen que encabeza esta entrada forma parte de una serie de fotografías realizadas por Hasan Jamali para el reportaje. Pueden verse todas aquí.


Más información y fuentes:
» Bahrain history slowly rises from sands (Reem Khalifa, en AP)
» Dilmun (LookLex Encyclopaedia)
» Eden/Dilmun (The Archaeology Fund)
» Dilmun (Wikipedia)
» The Fabled Land of Dilmun (Flying Serpents And Dragons, R. A. Boulay, 1990, en bibliotecapleyades.net)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s