Fútbol, violencia y catarsis nacional

egypt-a-national-catharsis-over-soccer-violence
Estándar

Amro Hassan, en Los Angeles Times:

Con el orgullo herido y la dignidad dañada, Egipto está pasando por una catarsis que ha dejado a buena parte del país sin dormir, devastado y enojado como consecuencia de la violencia que estalló en torno a los recientes partidos de fútbol de la selección nacional contra el gran rival, Argelia.

Las escenas de caos se han sumado a la decepción de los egipcios por no haber logrado asegurarse una plaza para el Mundial de Sudáfrica en 2010. Después de que la victoria por 2-0 en el primer partido en El Cairo forzara un desempate tres días después en Sudán, Argelia ganó el miércoles el encuentro definitivo en Jartum por 1-0.

La escuadra egipcia, apodada Los Faraones, sólo se ha clasificado en dos ocasiones para la Copa del Mundo, la última de ellas, en 1990. A lo largo de los años, los seguidores egipcios han crecido acostumbrándose a ver a su equipo quedarse fuera de la prestigiosa competición. ¿A qué se debe, entonces, la rabia sin precedentes de esta vez?

Ahmed Al Aqabawi, profesor de psicología en la Universidad de Azhar, cree que lo ocurrido no es más que el resultado de que los egipcios hayan adoptado el fútbol como preocupación nacional, en lugar de verlo tan sólo como un deporte al que aman: “Lo que está pasando ahora es el resultado de años de depresión. Estamos hablando de una población que continuamente está siendo testigo de fracasos sociales, económicos y políticos, y para la que el fútbol se había convertido en el único rayo de esperanza”, señala Al Aqabawi.

“Nunca en mi vida había visto a los egipcios tan unidos en torno a un objetivo como lo estaban antes de estos dos partidos, y por eso la derrota ha supuesto un disgusto tan enorme para millones de personas. La violencia también ha jugado una parte muy importante a la hora de hacer todo esto difícil de olvidar, tanto para los medios de comunicación como para los aficionados”, añade.

Las hostilidades se dispararon cuando varios aficionados egipcios lanzaron piedras al autobús que transportaba a los jugadores argelinos desde el aeropuerto de El Cairo hasta su hotel, hiriendo a tres jugadores de Argelia y a un entrenador.

Posteriormente, falsas informaciones de los medios argelinos señalaron que 11 argelinos habían muerto durante los enfrentamientos tras el partido de El Cairo, el 14 de noviembre. En consecuencia, algunos miembros de la comunidad egipcia en Argelia, así como los dueños de comercios egipcios, fueron atacados por argelinos furiosos.

De acuerdo con los medios egipcios y con seguidores que volvían de Sudán, el desempate de Jartum fue seguido de “intensos y sistemáticos” ataques por parte de los oponentes argelinos.

Pese a que son muy pocos los egipcios que admiten su responsabilidad por los ataques a los jugadores argelinos en El Cairo, los que lo hacen creen también que la reacción de los argelinos en Jartum llevó el conflicto a un nivel más alto y peligroso. […]

Al Aqabawi está convencido de que la ausencia de liderazgo por parte de la élite cultural del país ha ayudado a multiplicar el sentimiento de injusticia en todo el país. […]


Traducción del inglés: Miguel Máiquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s