4/2/2011

Siria es otra historia

Andrew Lee Butters, en Time (4/2/2011):

Al tiempo que los ojos de todo el mundo árabe están fascinados por el alzamiento democrático en Egipto, activistas de paí­ses como Jordania, Yemen o Siria han empezado a organizar protestas contra sus propios regí­menes autoritarios. En Facebook, páginas como «The Syrian Revolution» han convocado un dí­a de protestas para este viernes, con manifestaciones frente al Parlamento, en Damasco, la capital del paí­s, así­ como en embajadas sirias en diversas partes del mundo. Pero, a diferencia de Egipto, e incluso de Yemen o de Jordania, es difí­cil que los manifestantes sirios consigan alcanzar la suficiente importancia como para llegar a amenazar al régimen del presidente Bashar al Asad. La razón es sencilla: A diferencia de Egipto, de Yemen y de Jordania, Siria no es un aliado de Estados Unidos.

Y no es porque el antiamericanismo sea uno de los motores de las actuales revueltas en el mundo árabe. La ira de los manifestantes egipcios se dirige al presidente Hosni Mubarak. EE UU e Israel apenas están siendo mencionados. Pero la amistad con Estados Unidos supone para Mubarak una serie de inconvenientes de los que el Gobierno sirio, sin embargo, no tiene que preocuparse. […]

Leer el artículo completo (en inglés)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *