22/2/2013

Jornada sangrienta en Damasco

Miembros de la Media Luna Roja siria, en el lugar donde estalló el coche bomba este jueves, en el centro de Damasco. Foto: British Red Cross / Twitter

Al menos 56 personas han muerto y más de 200 han resultado heridas este jueves en Damasco, por la explosión de un coche bomba en un puesto de control militar situado en una autopista muy transitada, cerca de la sede del partido gubernamental Baaz y de la Embajada de Rusia, en el centro de la capital siria. Una quincena de los fallecidos eran miembros de las fuerzas de seguridad; el resto, civiles, incluyendo, según la televisión oficial, estudiantes de una escuela cercana. En otro atentado perpetrado en el barrio de Barza, también con un coche bomba, murieron otras ocho personas (tres civiles y cinco miembros de las fuerzas de seguridad).

El centro de Damasco, a diferencia de los barrios periféricos, se había librado hasta ahora en buena parte de los efectos del conflicto. Con los atentados de hoy la guerra en Siria ha llegado de lleno al corazón de la capital. Poco después del ataque, dos proyectiles de mortero impactaron contra la sede del Estado Mayor de la Defensa en la céntrica plaza de los Omeyas, sin causar víctimas mortales.

Tanto el Gobierno como las principales fuerzas de la oposición han condenado los atentados, aunque se responsabilizan mutuamente de los ataques. El régimen acusa directamente a “grupos vinculados a Al Qaeda”.

Los siguientes mensajes en Twitter ilustran cómo ha transcurrido la sangrienta jornada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *